300: la polémica

Bueno, aún no se me ha ocurrido un buen post de presentación así que mejor empezar con chicha, como sabéis hace poco más de una semana se estrenó la peli "300", basada en el cómic homónimo de Frank Miller sobre la batalla de las Termópilas que enfrento a griegos y persas allá en los tiempos duros, por circunstancias aún no he podido ver la película y puede que no pueda verla hasta dentro de un tiempo, así que no haré una critica de ella, lo que si puedo hacer es comentar algunas de las cosas que se han dicho y se dirán sobre esta película, y que desde que vi el trailer supe que se iban a soltar.

Se ha dicho lo de siempre, que la película es violenta, casi fascista, sexista y homófona, etc., e incluso de una falta de rigor histórico que no se pretendía. Parece mentira que después de ver la peli sigan cayendo en el error es tomarse como cine histórico al uso lo que es una alucinación épica que tiene más que ver con el Warhammer Fantasy que con otra cosa.

También se ha criticado la forma maniquea en que se presenta a los persas en esta historia, pero ahí Miller, se ciñe a la forma en que los propios cronistas griegos nos cuentan el mito, como para los romanos los orientales eran los bárbaros, los diferentes, el otro desconocido y misterioso. Algo parecido ocurre cuando se habla de la estética gay de la cinta, o aun peor de la exaltación fascista del cuerpo masculino desnudo... Supongo que todos recordamos del bachillerato -al menos lo que hicieron letras- que las esculturas griegas clásicas están llenas de musculitos y que los hoplitas, especialmente los espartanos, entraban al combate completamente desnudos, bueno, con el manto, escudo y casco, pero con el nardo cogido con una cuerdecita -lo que cual tiene narices en un campo de batalla lleno de pinchos, hierrajos y rinocerontes con malas pulgas que no quiero ni imaginar por donde pueden meter el cuerno-, en la película aun han metido censura y les han puesto un taparrabos, pero las crónicas están ahí, iban a la guerra en porretas, aceitados y muy bien peinados. En resumen, la película es un relato épico de lo más clásico y genuino, visto desde el punto de vista de un espartano y contado tal como lo haría el teatro griego: personajes con mascara, visita al oráculo y al final todos mueren. Incluso algunos diálogos están sacados de los propias crónicas griegas.

Los que critican la cinta y el cómic por dibujar a los espartanos como defensores de la democracia y la libertad están cayendo en el mismo error que achacan a Miller, están viendo la historia desde el punto de vista de los valores y debates actuales. Se puede cuestionar el hecho de sacar una película como esta en este momento, pero lo que no me parece justo es criticar la película precisamente por guardar su propia lógica interna. Es como criticar a Conan por comportarse como un bárbaro, resulta mucho más chirriante ver a Alejandro Magno o a Gladiator hablando de democracia, y es por eso que ambas películas fracasan en su intento de realismo histórico. Pese a ser una leyenda épica en "300", por lo que se comenta, los espartanos se comportan como espartanos, duros y brutales, mas cerca de lo que fueron en la realidad que lo de cualquier edulcorada versión políticamente aceptable podía hacernos creer, y solo Frank Miller -un autor honestamente rudo estilo Mel Gibson- podía plasmar eso de una forma convincente. Según sus propias palabras cuando salió el cómic: "Últimamente se ha puesto de moda aplicar modelos de comportamiento civilizado moderno a las figuras históricas. Parece que lo único que se puede decir hoy en día de Thomas Jefferson es que tenía esclavos, y por lo tanto quedan defenestrados todos sus logros y su genialidad. Eso es muy injusto, porque fue su pensamiento, junto al de otros, el que condujo al fin de la esclavitud. [...] Así era como se hacían las cosas. Todos los griegos tenían esclavos. Faltaban miles de años para que reconocieran y acabaran con ese mal. [...] Así que hay muchas cosas que son repugnantes para nuestros ojos modernos que creo que no quitan ningún brillo a estos personajes antiguos." Otras declaraciones suyas podrán ser más discutibles, pero aquí tiene razón, por favor, es una película sobre espartanos, de Frank Miller y dirigida por el realizador de "El amanecer de los muertos", ¿qué esperaban, unos diálogos llenos de conciencia social? [...] "tampoco se puede hacer una historia de espartanos locuaces. Eran gente de pocas palabras" Mas claro, agua.

De todas formas los elementos políticos más discutibles que se comentan de la película no están en el cómic original, sino en los rellenos añadidos para completar el metraje, que en cierto modo cambian la esencia del relato original, sintética y seca, dando carnaza comercial al publico conservador yanqui, que aunque a algunos moleste tiene derecho a existir, y Holywood se ha dado cuenta de ello. Pese que lo que pudiera creer un pensamiento facilon la fascinación "neocon" con esparta no viene únicamente de su militarismo o de la defensa de occidente contra el "bárbaro" oriental, es algo que viene de lejos, desde los propios padres fundadores de EE.UU., ante todo los conservadores son gente de orden que creen en las leyes establecidas. Ningún espartano libre podía estar por encima de la ley, en el epitafio colocado sobre la tumba de los famosos 300 rezaba:

Oh, extranjero, informa a Esparta, si pasas por allí, que aquí hemos caído
defendiendo su ley

Las leyes espartanas prohibían abandonar el combate, así que cuando las cosas se pusieron feas y el resto de aliados se retiro a defender sus ciudades los espartanos hicieron lo que consideraban su deber, y el epitafio era una forma de dejar claro ante los suyos que murieron obedeciendo sus leyes.

Si esto es así el mito de 300 tendría que poco que ver con la exaltación fascista de la ley del mas fuerte, y si con el respeto a la legalidad, así que resulta bastante tonto compararlo artificiosamente con la dichosa guerra de Bush, y eso va tanto para el equipo de la película como para los críticos.

Y solo me queda comentar las grandes palabras iraníes, ocurre con esta película lo mismo que con "Apocalypto" -aunque aquello sonaba a estrategia de marketing, lo mismo que los añadidos en este caso-, lo aztecas y demás basca tenían una gran cultura, pero eso no quita que hicieran sacrificios humanos y les arrancasen el corazón a los prisioneros. En esta ocasión ha sido tachada de propaganda occidental ideada por las autoridades culturales yanquis para destruir la cultura musulmana, al mostrar a los antiguos Persas como seres monstruosos, depravados y perversos. La verdad creo que sobrevaloran la inteligencia de su enemigo. Esto deberían recordarlo sobretodo los que por aquí se apuntan rápido a estas teorías de la conspiración, lo cierto que es que el origen de este proyecto tiene mas que ver con el éxito del "Sin City" y "El señor de los Anillos" que con ninguna retorcida teoría. Los espartanos no fueron creados para alabar a Bush, han sido utilizados como ejemplo desde la época de los griegos por toda clase de filósofos, estrategas y propagandistas de uno y otro lado para respaldar argumentos de un signo y del contrario. No es nada nuevo.

Viendo todas estas criticas creo que salvo por un par de escenas es una película coherente con la forma que cuenta lo que esta contando, y al menos en ese punto para mi gana puntos a favor, cuando la vea ya podré decir sí el resto del conjunto esta a la altura de esa expectativa.

Lo que me gusta de las buenas películas estilo "Conan", es la autenticidad y la vitalidad salvaje que pueden transmitir, si hoy día nos encontráramos con un bárbaro espartano mas nos valdría correr, no se trata de una autenticidad histórica o superficialmente realista, sino de otra que conecta con ese pozo negro que todos tenemos, y que solo una alucinación fantástica puede mostrarnos sin peligro.

Una compilación de criticas se puede encontrar en los comentarios sobre "300" de este blog.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya he visto "300" y la cantidad de veces que se repite la palabra LIBERTAD es inusual, inmoral, inecesaria, e injusta. Creo que no aciertas al decir que no tiene nada que ver con el establishment Bush porque es clavadito lo que se pretende desde ese pedestal fascista: Seleccionar a los niños sanos (o no-terroristas) y asegurarse de que sólo sean "libres" los que cumplan con la legalidad (o leyes USA).

Un amigo al terminar de ver la peli y escuchar mis comentarios me dijo: --Bueno, pero si te olvidas de todo eso, la peli está de puta madre, no?--
No tuve más remedio que responder que SÍ. La verdad es que está muy bien hecha.
Aunque para mi gusto el argumento es demasiado sencillo y hay elementos como los valores de los espartanos que se repiten innecesariamente. Faltan conflictos.

Anónimo dijo...

Prueba